Cuando viene el invierno y el frío, llega el momento de guardar nuestros muebles de exterior. Puede que pienses que con ponerles fundas impermeables y almacenarlos hasta la próxima temporada es suficiente pero hay más cosas que puedes hacer por ellos para que te duren más tiempo manteniéndose como nuevos. Te voy a dar unos consejos sobre cómo cuidar tus muebles de exterior según sus materiales, ya que en función del material de que estén fabricados necesitarán cuidados diferentes.

Por supuesto, los muebles de exterior agradecen estar cubiertos con fundas impermeables, pero cada mueble necesita sus cuidados antes de ser tapados hasta el año siguiente y es fundamental protegerlos del frío, las lluvias o la nieve, especialmente atendiendo a los materiales de que están fabricados, así que vamos allá!

Cómo cuidar los diferentes materiales del mobiliario exterior

Plástico o resina

Los muebles de plástico o resina no necesitan mantenimiento. Basta con mantenerlos limpios lo que se puede hacer con agua y un jabón que no sea muy corrosivo, no es necesario ni siquiera que sea un jabón neutro.

muebles de plástico

Tan solo tendrás que limpiarlos antes de ponerles sus correspondientes fundas. Ten en cuenta que este tipo de muebles son los que menos afectados se verán por la humedad ya que el plástico es impermeable. Le afecta más el sol ya que puede decolorarlo o incluso deformarlo si el sol y el calor son muy intensos.

Acero y aluminio

Estos materiales, al igual que el plástico no necesitan mantenimiento ya que son antioxidantes por lo que la humedad no les va a afectar. Eso sí, asegúrate de que los tornillos o las pequeñas piezas con que estén montados tambien estén fabricados con estos materiales, ya que si no lo están pueden acumular óxido y habría que tratar esas piezas con los cuidados que se da a los muebles de hierro.

muebles de acero

Los muebles de acero o aluminio se deben limpiar con agua y un jabón neutro antes de guardarlos para evitar que el polvo que puedan tener acumulado los raye, pero no necesitan ningún mantenimiento extra.

Ratán

El ratán es un material sintético que imita a las fibras naturales tipo mimbre y que no necesita mantenimiento. Es impermeable y suele venir montado sobre estructuras de acero que no se oxidan.

muebles de ratán

Lo único que deberás hacer por tus muebles de ratán antes de cubrirlos y guardarlos es limpiarlos bien. El polvo y la suciedad se puede acumular entre las fibras dando un aspecto envejecido y puede llegar a quitar el brillo del mueble, por lo que es recomendable lavarlos bien con agua y jabón neutro y cubrirlos una vez estén bien secos.

Fibras naturales

Las fibras naturales como el mimbre son muy delicadas y se resienten mucho con el agua y la humedad, por lo que junto con la madera es uno de los materiales que más mantenimiento y cuidados necesita.

muebles de mimbre

Lo primero es aspirarlos para quitar bien todo el polvo. Si los guardas con polvo acumulado, cuando empiece la humedad del invierno comenzarán a proliferar los hongos. Una vez bien aspirados, es conveniente limpiarlos con unas gotas de amoniaco disueltas en agua. Bastará con frotarlos con un trapo húmedo en esta solución. Una vez estén bien secos, deberías revisar si hay alguna fibra abierta o rota y si es así, aplica una buena capa de barniz incoloro para sellarlas.

Con todo esto tus muebles de mimbre ya estarán preparados para ser tapados y guardados hasta la siguiente temporada.

Madera

La madera es uno de los materiales más delicados y que mayor mantenimiento requieren, a menos que tu muebles sean de madera de teca en cuyo caso, no necesitarán casi nada. Este material aporta calidez y elegancia a cualquier jardín o terraza por lo que la inversión de tiempo en su mantenimiento merece la pena.

muebles de madera

Antes de guardar los muebles de madera, deberás revisar si hay alguna zona astillada y lijarla ligeramente con una lija fina que no se lleve mucho material y retirar los restos de polvo que puedas dejar con el lijado. Después habrá que limpiarlos con un paño húmedo en una solución de agua y jabón neutro y dejarlos secar. Una vez secos, lo mejor es aplicar un aceite protector con una brocha suave en el sentido de la veta de la madera. Cuando seque el aceite, aproximadamente entre 12 y 24 horas según el que utilices, revisa con detenimiento si la madera está abierta o rota en algún punto. Si es así, aplicar masilla de madera es lo más adecuado para protegerla de las agresiones e inclemencias del clima.

Hay productos, tanto jabones como aceites y barnices, que además son fungicidas. Si utilizas alguno de ellos estarás protegiendo aún mejor tus muebles de madera de los hongos que puedan generarse por la humedad.

Con todo esto, la madera ya estará preparada para ser cubierta con su funda impermeable y guardada hasta la próxima primavera.

Hierro

El hierro es uno de los materiales más fuertes y resistentes para muebles de exterior pero eso no significa que no requiera de un buen mantenimiento.

muebles de hierro

Al menos, cada dos años deberás limpiar las manchas de óxido y la posible pintura que esté descascarillada con un cepillo metálico. Si la pintura está muy escamada lo mejor que puedes hacer es retirarla del todo usando un decapante para, posteriormente, aplicar sobre todo el mueble un producto antióxido como el minio. Una vez quede bien seco, tendrás que pintarlo con una buena capa de esmalte para preservarlo. Hay esmaltes que ya incorporan un producto antióxido por lo que puedes ahorrar tiempo y saltarte ese paso.

Hecho esto, tus muebles de hierro podrán resistir el invierno incluso aunque no los tapes, pero te recomiendo que lo hagas para que el tiempo que pase hasta que tengas que volver a hacer todo esto no se acorte.

Espero que toda esta información te sea útil para mantener tus muebles perfectos durante mucho, mucho tiempo, sea cual sea el material del que estén fabricados y ya sabes, si tienes cualquier duda házmela llegar a través de los comentarios o del formulario de contacto.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.